lunes, 19 de octubre de 2015

Trufas de chocolate y galleta

¡Buenos días! Lo prometido es deuda y hoy os traigo la receta de trufas de chocolate para endulzaros el día. Lo he estado dejando porque no tenía fotos para enseñaros, pero es una receta muy facil y seguro que vis a ser capaces de hacerla genial. Asi que manos a la obra!

Ingredientes

- Una tableta de chocolate. Aquí podéis usar el que más os guste. Yo suelo utilizar el de nestle postres, aunque es bastante oscuro. También he usado el de hacendado postres y el de alteza para cobertura. Con los tres salen bien, pero los dos últimos son menos puros en mi opinión. 

- Una lata pequeña de leche condensada. La medida es la lata pequeña de Nestlé o Hacendado. También están bien las marcas carrefour y El Castillo, pero la medida la tendréis que mirar en el tamaño pequeño de Nestlé.

- Un paquete de galletas María. La cantidad depende del gusto de cada uno, yo suelo echar casi todo el paquete, dejando unas 6 o 7 sin usar. La marca da igual pero no escatiméis mucho en el precio porque luego se nota en el sabor.

- 50 gramos de mantequilla. Yo siempre uso margarina Tulipán, así son menos calorías.

- Elementos decorativos. Mis favoritos son los fideos de chocolate, el coco, la almendra dulce y el cacao. Los fideos de chocolate más baratos y de mejor sabor son los hacendado, sobre 0.95€. El coco y la almendra también están bien allí. El cacao ya es elección de cada uno, yo les pongo Nescuik muchas veces.

Otros elementos

- Material de cocina: cucharas, paños de cocina, etc
- Papeles para colocar las trufas individualmente.
- Una bandeja donde servirlas, o un recipiente con tapa si las vas a guardar.
- Un cazo
- Un bol
- Una picadora, o una cuchara, un plato y la batidora normal.
- Una balanza o similar para pesar la mantequilla.

Receta

1. Pulverizados las galletas lo más finas posible. Lo podéis hacer cómodamente con una picadora.  Si no tenéis, podéis usar una cuchara, presionandola contra la galleta repetidas veces. O incluso con un vaso o plato si no tenéis tanta fuerza o paciencia.  Cuando ya tengáis trozos más o menos pequeños, le podéis meter la batidora normal para acabar de pulverizarlas bien.

2. En un cazo y a fuego lento deshacemos la mantequilla y el chocolate. Cuando esté líquido y bien mezclado, lo vertemos en un bol.

3. Añadimos la leche condensada y mezclamos hasta que la mezcla sea homogénea.

4. Añadimos las galletas pulverizadas y seguimos mezclando.

5. Cuando esté homogéneo, lo metemos en el congelador por media hora al menos.

6. Sacamos la masa y hacemos bolitas. Mi consejo es empezar por los bordes, ya que puede que la masa en la parte central aun no esté suficientemente dura.

7. Pasamos las bolitas por la cobertura elegida, presionando ligeramente.

8. Colocamos las trufas en los papeles. 

Y ya hemos terminado.  La verdad es que con esta receta salen muchísimas. Yo sueño congelarlas en tuppers de helado. Se descongelan muy deprisa y están igual de buenas que el primer día. Os advierto que son un vicio... No podrás coger solo una!

¿Vais a animaros a probar? ¿Conocíais ya esta receta? Espero vuestros comentarios!  Y avisadme por aquí o en instagram para ver los resultados :)

S.O.S Acné

Buenas tardes señoritas! ¿Qué tal el inicio de semana? Yo llevo en pie desde las 7 y aun me quedan 4 horas de clase :( pero lo llevo con optimismo porque luego voy a cenar con mi chico :)

Este puente he aprovechado para escaparme a Toledo, así que dentro de poco subiré entrada con lo que vimos e hicimos por allí. También ha sido el cumpleaños de mi chico y preparé algunos dulces (tarta de galletas, bizcocho de limón y nueces, trufas de chocolate y galleta, bombones de chocolate blanco y nutella). Si os interesa puedo subir las recetas, son todas bastante fáciles.

Pero lo que me tiene un poco preocupada es un brote de acné horrible que me ha salido. Ni mi época del instituto!! ¿Puede ser por estrés?  No se muy bien que hacer... de momento me estoy maquillando un poquito para que no se note (osea para que no se note taaaanto, porque no se puede esconder demasiado) y lavándome la cara, y aplicándome cremas, pero no lo veo mejor. Si alguien tiene una solución más o menos rápida y efectiva, de verdad que lo agradecería un montón. 

No se si a vosotras os pasa, pero en mi clase es como que todas son perfectas y van super bien vestidas (se deben levantar a las 6 de la mañana para maquillarse y peinarse, ole por ellas, yo no soy capaz de despegar me de las sabanas con tanta facilidad), y yo que ya de por si voy en camiseta y vaqueros, ahora estoy pasando un poco de vergüenza.

Así que hoy sin bienvenidos todo tipo de comentarios, sobre si os interesan mis vacaciones, si queréis que suba recetas, y sobre todo si tenéis alguna solución milagrosa para los brotes de acné, ya sea para cubrir o para erradicar.

¡Que paséis un buen lunes!

lunes, 5 de octubre de 2015

Cosas que no he hecho últimamente



Hola chicas!! ¿Que tal el inicio de semana? Espero que los lunes se os den mucho mejor que a mi... Que a las 8 de la mañana ya tenía clase, y madrugar no es lo mío precisamente. En los próximos días os quiero ir hablando de algunas cosas que he descuidado en el último año, y en qué estoy haciendo para ponerme al día.

La primera cosa que he descuidado en este tiempo ha sido maquillarme (oooohh, sacrilegio!) o aplicarme tratamientos faciales, o preocuparme por mi piel en general (sacrilegio aún mayor). Y al decir esto me refiero a de forma continuada. Sí que me he maquillado puntualmente si tenía que ir a una cena o en Nochevieja, o cosas así, pero no porque realmente me apeteciera hacerlo, o experimentar con los colores, probar nuevos productos, etc. Como consecuencia, no he comprado casi nada (y eso ha sido bueno para mi economía, para qué vamos a mentir).

Cuanto se tarda en hacer un maquillaje sencillo, ¿10 o 15 minutos? Pues no tenía ni tiempo para eso. No hablemos ya de desmaquillarme al final del día. La mitad de las veces que pensaba en maquillarme, descartaba la idea porque sabía que era capaz de quedarme dormida tirada encima de la cama nada mas llegar a casa y sin desmaquillar. Y a ver si al final iba a ser peor el remedio que la enfermedad. 

sábado, 3 de octubre de 2015

Por qué he estado ausente

Hace unos días una amiga me preguntó que por qué ya no escribo aquí. Llevaba tiempo pensando retomarlo, y supongo que la mejor forma es explicaros un poco los motivos que me llevaron a distanciarme. En primer lugar, yo soy estudiante de Ingeniería Civil en la Universidad de Alicante, y es una carrera dura en una universidad dura. El año pasado tenía dos asignaturas de tercera matrícula, lo que significa que era mi última convocatoria, y que si suspendía, tendría que haber presentado una carta de súplica para repetir este año, o cambiarme de universidad. El tema me tenía muy preocupada, sobre todo porque suspendí el primer parcial de una de ellas, el primer examen de ese año al que me presentaba, en Octubre, y con un 1.8 de nota.  Me sentí fatal porque había invertido mucho tiempo en estudiar y no había obtenido los resultados que esperaba ni de lejos, y me avergonzaba de mi misma y de mi nota, a pesar de que había muchos otros en la misma situación que yo. Sentía mucha presión, y me la ponía yo sola encima, porque ver como los demás avanzan y tu te quedas estancada es muy duro. La verdad es que a veces tengo pavor a los exámenes. Hay campos de mi carrera en los que no me siento nada cómoda y este es uno. A pesar de que iba al examen con mentalidad positiva, nada más coger la hoja se me venía todo abajo. Cierto es que los profesores no eran muy amables, y parecía que ponían el examen para el enemigo. Para que os quedéis tranquilas, al final aprobé las dos asignaturas :)

A la vez estaba intentando sacarme el carnet del coche por tercera vez también. No me he llegado a presentar al examen nunca, porque siempre me surge una cosa u otra. El año pasado acabé dejándolo otra vez después del fiasco del examen, porque la cabeza no me daba para todo. Al poco tiempo empecé a salir con el que ahora es mi novio, y tengo que reconocer que sin el, no se como me habrían ido las cosas el año pasado. Estudiamos la misma carrera, de hecho le conocí en clase hace ya tiempo, y me ha ayudado muchísimo a planificarme y a estudiar, con muchos trabajos que no me daba tiempo a acabar sola, etc. Y dicho esto, cuando eres una persona tan perfeccionista como yo, los trabajos en grupo son más un castigo que otra cosa. El año pasado tuve que entregar varios trabajos en grupo que prácticamente hice yo sola, y esto no es como el cole, que la profe te tiene en cuenta el esfuerzo y todo eso. en una de ellas, a una semana de la fecha de entrega, no teníamos prácticamente nada. Pensé que se me iba la asignatura a la mierda por culpa de lo vaga que es la gente. Al final lo dicho, que no hicieron prácticamente nada y se llevaron todos buenas notas por cortesía de lo tonta que soy.

En Febrero tuve una discusión con mis amigas. No voy a entrar mucho en ese tema porque para mi ya no tiene importancia, pero estas cosas suelen servir para saber quién está verdaderamente contigo y a quien le importas un pimiento. Y yo gente superficial y tóxica en mi vida no la quiero, supongo que como todos. En ese momento sí que me dolió muchísimo y lo pasé fatal, pero son cosas que se superan, y como todas las piedras que nos encontramos en el camino, nos ayudan a crecer como personas. 

A finales de Mayo decidí mudarme con mi novio y un amigo. Yo había estado muchos años en una residencia de estudiantes, pero las cosas ya no eran como al principio. Muchas cosas se rompían y no las reparaban, el servicio en general había decaído muchísimo a raíz de que había cambiado la gerencia. Y yo tenía un problema de falta de espacio, porque cuando estás en una carrera como la mía, en la que se acumulan una cantidad de libros, archivadores, y papeles enorme, y los necesitas todos para consultas, necesitas espacio. Así que nos mudamos a un piso, con todos los pros y los contras. Por ejemplo, antes vivía a 10 minutos de la universidad y ahora a 25, o antes tenía señora de la limpieza una vez a la semana para un estudio y ahora limpio yo sola prácticamente una casa entera, pero estoy muy contenta con mi decisión en general. 

Tuvimos que hacer unos 4 viajes a Ikea, y lo que nos queda aún, para tener todo lo que necesitábamos. Nos hemos pegado el verano dándole vueltas a los muebles para arriba y para abajo. Pero del piso ya os hablaré en otro momento. En Julio nuestro compañero suspendió una asignatura en la que se le habían acabado las convocatorias y se ha tenido que cambiar de universidad, así que nos quedábamos nosotros solos. En un principio estuvimos buscando otro compañero, e incluso le enseñamos el piso a unas cuantas personas, pero valoramos los pros y los contras y al final decidimos quedarnos solos por ahora. Me estoy dejando muchos temas por contaros, pero esto se está haciendo muy largo ya, y no quiero aburriros el primer día! 

Lo más interesante que hice el año pasado fue abrir la página de Facebook de mi tienda El cajón Turquesa, a la que podéis acceder AQUÍ. Desde siempre he sido muy creativa, y hacía pulseras y collares para mis amigas, para regalar en cumpleaños, para conseguir dinero para viajes, y para muchas cosas. Me surgió la oportunidad de poner a la venta  parte del material que tenía en casa, y luego mucha gente me sugirió que hiciera una página para dar a conocer mi trabajo, y esta es. Me ha quitado mucho tiempo, eso no lo niego, pero resulta muy satisfactorio que la gente valore tu trabajo y que les gusten las cosas que haces, y quieran lucirlas en su día a día o en ocasiones especiales. Básicamente son complementos como pulseras y collares que hago a mano, y algunos otros complementos en los que sólo hago de distribuidora, porque me han robado el corazón. Hay una amplia variedad de complementos con y para bailarinas de ballet, que es otra de mis pasiones y que queda bastante reflejada aquí también. 

Bueno, no me voy a extender más. Espero poder estar más disponible a partir de ahora, ya que las cosas parecen estar más estables. Espero también volver a veros por aquí en breve. Muchos besitos a todas!! 

martes, 17 de febrero de 2015

Simplifica tu vida, es un momento tan bueno como cualquier otro!!


A veces tengo impulsos de simplificar las cosas: el armario, mis apuntes, la colección de maquillaje, los cacharros de la cocina, las cosas que tengo en las estanterías, los compartimentos que tengo debajo de la cama, etc. Me suele pasar sobre todo en Navidad, parece que me tomo muy en serio lo de año nuevo, vida nueva. Desde hace unos años, en mi casa a partir del día 1 de Enero, por la tarde cuando no hay nada que hacer, nos ponemos a llenar bolsas de cosas. Para la basura, para donar, para regalar, para reciclar. No es una tarea fácil, y suele venir acompañada de unas cuantas discusiones, por cosas que alguien quiere tirar y alguien quiere conservar. Al final, te quedas con una casa mucho más despejada, y te quitas un gran peso de encima.

Hace unos días vi esta iniciativa en Facebook, y he pensado compartirla con vosotras, para ver si alguien se anima a simplificar un poco su vida, y quitarse un peso de encima.



viernes, 13 de febrero de 2015

San Valentín'15: Caja de los Sentidos

Buenas noches chicas!!! Un poco tarde para estar escribiendo, pero era o ahora o nunca, y tenía ganas de compartir esto con vosotras. Yo soy una loca de San Valentín. En el instituto era de las encargadas del buzón de San Valentín, de la decoración y de todas esas cosas. Cuando se acerca el 14 de febrero, suelo decorar mi habitación con corazones, y ver pelis románticas, y todas esas cosas que hacemos las chicas a escondidas, y a veces no tan a escondidas. 

Para mi es como si San Valentín durara desde que acaban los exámenes, hasta el día después de que lo celebre, así que tengo mucho tiempo para darle vueltas al regalo, a lo que vamos a hacer ese día, dónde vamos a ir, dónde vamos a comer o a cenar, etc. No es que me agobie ni mucho menos, pero me gusta hacer algo diferente con mi pareja de vez en cuando, salir de la rutina, hacer algo romántico. Y si San Valentín me da la excusa, ¿por qué no aprovecharla?




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...